Búsqueda

2 mar. 2017

Reseña: Mycelia - Dawn (LP)


'Dawn' es el cuarto trabajo discográfico de Mycelia, una banda suiza que se ha destacado por hacer magia cada vez que pisa el estudio y que ha venido perfeccionando su técnica desde hace ya varios años, por allá del 2010, cuando lanzaron sus primeras canciones.

En este trabajo podrás encontrar una exquisita mezcla de Death Metal/Deathcore ténico y Djentero dispero en 6 piezas y con una duración aproximada de 44 minutos. Abriendo con 'Call of the void', componiendo una canción bastante fluida y de momentos muy interesantes, arriesgando el pellejo al tirar una canción de más de 10 minutos desde el principio, pero que no te deja descansar en ningún momento. 'Drop The Baby' es la pieza más extensa (aún más que la anterior), pero no por eso pierde longevidad ante sus compañeras, ya que goza de una instrumentación firme y colorida, estructurada y edificada de una forma orgánica por el tono de sus cuerdas, pero sinténtica por sus programaciones y orquestas. Apenas después de 25 minutos llegamos a 'Legacy', que no baja el ritmo ni da tregua a todo lo acontecido en temas anteriores. '1001011' es un viejo conocido para los que seguimos a la banda desde sus inicios, muy pocas cosas cambiaron en esta versión, pero la emoción de volver a escuchar este clásico bebé con nueva sangre es invaluable. La técnica sigue siendo derrochada en 'Permanent Intoxication', como si emanara de una fuente inagotable y 'Acardiac' da el tiro de gracia con una composición tan exquisita y compleja que pareciera tocar temáticas filósicas en sus instrumentos.



Crítica: Me desmadra ver la duración de las canciones, pero es increible el ver cómo pueden hacer piezas tan largas sin aburrirte ni siquiera un poco, y es que su dinamismo y flujo está a tope, puedes escuchar una canción y media de esta banda y sentir que has escuchado 4 o 5.

Este álbum es una de esas grandes obras que lastimosamente tiene muy poco alcance y exposición, pero que los que llegamos a él, gozamos fuertemente de todo lo que ofrecen. Sin más, considero que es espécimen ejemplar de cómo se debe de hacer este estilo musical, en donde se involucra un scream desgarrador, voces limpias que sólo encontrarás en el Progressive Metal, riffs gloriosamente justificados en una métrica difícil de comprender y breakdowns atmosféricos tan severos que te dejarán como cuello de Gokú. 

Es una tragedia que este tipo de bandas sean tan encabronadamente buenas y de la misma forma estén tan encabronadamente infravaloradas, ese es uno de los muchos pedos que he tenido al ver que mucha gente se pone a escuchar Tehees y se queda con eso, en lugar de darle una oportunidad a maravillas de este tipo.



Suenan a:
El Cyborg de Mastodon, encabronado y desesperado por desmadrarte.

Síguelos en:
         
Valoración: 4.6/5

Publicar un comentario en la entrada